Cruzcampo PLV

Cruzcampo nos invitó a concursar para cambiar sus elementos de PLV. La propuesta debía cumplir, en resumen, los siguientes objetivos: modernidad, calidad, prestigio, coherencia, credibilidad y tradición.
Nuestra propuesta de construcción de elementos la basamos en dos pilares, el color blanco y el capitoné.
Elegimos el color blanco por los valores que representa sin crear una presencia visual tan fuerte que dinamite la evolución de la marca o no aporte continuidad a la existente. Es decir, es suficientemente neutro como para respetar la marca y suficientemente presente como para crear el espacio con su presencia. Se le considera el color de la perfección. Es un color de moda que ha elevado su imágen percibida. Tiene una connotación positiva. Se le asocia con la frescura. Es fácilmente combinable: flexible en el entorno. Para la propuesta elegimos un blanco roto con un matiz gris.
Nos inspiramos en el Capitoné como elemento distintivo y representativo para la marca gracias a que refuerza los valores buscados además de ciertas características que se asocian al mismo: materiales nobles (piel, terciopelo, algodón,…), el origen del Chesterfield permite mantener la postura correcta y erguida sin arrugar la vestimenta, es utilizado para decoración ecléctica, se le reconoce por su tradición y elegancia, es recientemente rescatado y vive una nueva oleada en el ámbito del diseño.
Definitivamente, “algo bien hecho nunca muere”.

Category
Branding, Design